Cosas que NO debes hacer para afeitar el vello púbico correctamente.

Uncategorized 4887 Visitas

Depilar la zona íntima en casa es posible siempre y cuando sepas lo que haces, de lo contrario, podrás obtener no sólo malos resultados sino que también una gran cuota de dolor. ¡Si no haces estas cosas todo saldrá bien!

Depilarte con el pelo un poco largo:

Si piensas que tener el pelo un poco más crecido es mejor para que la cera pueda atraparlo de forma más eficiente, es un error, porque sólo lograrás que te duela más en cada tirón. Si creció más de medio centímetro, será mejor que lo recortes antes de comenzar con tu depilación.

Depilarte cuando tienes el período:

Más precisamente antes y durante el ciclo menstrual, el umbral de dolor es diferente y lo que antes no dolía tanto, ahora puede ser mucho peor. Si puedes esperar, hazlo.

Tomar sol antes o después:

No te depiles si tomaste sol y te quemaste, ni tampoco tomes sol después de depilarte, pues la piel queda sensible y el sol podría producir algunas quemaduras con la exposición directa.

Ejercitarte después:

Tampoco vayas al gimnasio o salgas a correr antes de pasadas las 24 horas de la depilación, porque los poros siguen abiertos y la transpiración sumada al roce con la ropa podría causar alguna infección o irritación.

Compartir cera:

Compartir la cera con otras mujeres de la familia o amigas no es lo ideal. No sólo porque es poco higiénico, sino que también puedes contraer alguna enfermedad. Lo mejor entonces, es que cada mujer tenga su cera y no se la presten entre sí.

Usar la cera bien caliente:

La temperatura de la cera no debe ser igual para cuando te depilas las piernas y la zona íntima, pues allí, la piel es más sensible y no soporta tanta temperatura.

Dejar restos de cera en la piel:

Una vez que hayas terminado de depilarte, observa bien si no ha quedado ningún resto de cera pegado en tu piel, porque por más mínimo que sea, después se te va a pegar en la ropa interior o pantalones y te hará sentir incómoda. ¡Y también duele!

La depilación es una de los rituales de belleza más dolorosos a la que la mayoría de las mujeres nos sometemos, para lucir una piel radiante y libre de vello, pero el costo puede ser muy alto si lo hacemos de la forma incorrecta, ya que se puede convertir en un proceso más doloroso de lo normal y dar malos resultados.

A continuación te decimos 5 cosas que no debes hacer cuando te depilas:

1. Dejar que crezca el vello demasiado

Mientras más grande sea el vello más dolerá. Si tienes el vello más largo de medio centímetro, lo mejor es que lo recortes un poco, antes de empezar a depilarte.

2. Depilarte cuando estás en tus días

Durante tu periodo, el umbral del dolor es mucho más bajo que de costumbre, por lo que si te depilas en estos días lo más probable es que te duela más de la cuenta.

3. Cuando vas a tomar el sol

La piel se vuelve muy sensible con la exposición al sol, por lo que no es recomendable depilarte si te vas a broncear en los próximos días o ya estás bronceada.

4. No te depiles horas antes de ir al gimnasio

Trata de hacer ejercicio 24 horas después de haberte depilado, ya que los poros quedan abiertos cuando te depilas, y el sudor en conjunto con el roce de la ropa, podría causarte una gran irritación.

5. Cuando la cera está hirviendo

Esto aparentemente es un poco obvio, pero hay mucha gente que tiene accidentes debido a la temperatura de la cera. Recuerda tocar la cera antes de usarla y ten en cuenta que la piel de ahí abajo es mucho más sensible que la de otros lugares, por lo que la sentirás más caliente que en tu mano.

Este momento se debe hacer de la mejor manera posible para evitar problemas en la piel. Ya sea a cargo de un profesional o de uno mismo, se deben tener en cuenta todos los factores que pueden beneficiar o entorpecer la depilación. Y como ya os hemos dicho las cosas buenas, ahora tocan las cosas que no deberíamos hacer a la hora de acabar con el vello.

1- Calentar en exceso la cera. Esto puede producir quemaduras en los peores casos, o irritaciones.
2- Aplicar la cera en zonas que estén dañadas previamente, que tengan irritaciones, granitos o varices.
3- Empezar a aplicar el roll-on sin antes haberlo hecho sobre una banda de algodón hasta que salga la cera.
4- No hacer presión con el roll-on cuando se pone en las zonas que queremos depilar.
5- Poner varias capas de cera en una misma zona. Con una sola capa es suficiente para conseguir un buen resultado.
6- Esperar demasiado entre el momento en el que has aplicado la cera y el momento de tirar de ella.
7- Evitar tirar hacia arriba la cera, ya que eso podría provocar desgarros de la piel y moratones.

Compartir

Comentarios