Si orinas justo después de tener intimidad… debes dejar de hacerlo.

Uncategorized 909 Visitas

En Internet abundan los artículos que, por alguna razón (generalmente las visitas), te mienten con la información, o usan palabras sin real significado para atraerte.

Claro está que muchas veces son puras mentiras, pero hoy aquí te traemos algo que deberás leer si quieres de verdad cuidar tu salud.

Es muy común en las personas que tienen pareja, que expresen su amor casi todos los días, o bastante tiempo a la semana, algo que está perfecto, pero se deben tener ciertas precauciones además de las ya sabidas para cuidar la salud y los riesgos de embarazo.

Lejos de eso, hay que evitar orinar luego de hacerlo, ya que aunque no lo creas, tiene cierto riesgo para el que lo hace.

Por eso te vamos a explicar con detalle de que se trata esto para que te cuides y tengas las precauciones necesarias.

La mayoría de mujeres suelen ir al baño todo el tiempo. A veces porque sufren de enfermedades en esa zona a causa de mala higiene al momento de evacuar y de orinar. Además, las mujeres son más propensas a contraer infecciones porque tiene un aparato reproductor más amplio que el de los hombres.

También, han surgido mitos que explican que es mejor vaciar la vejiga antes de intimar. No obstante, muchos especialistas aseguran que esto es falso, todo lo contrario, puede traer efectos secundarios.

Cuando vas al baño para orinar, las vías se ablandan para dejar que el líquido pase. Por esta razón, la zona queda muy sensible y mucho más abierta, haciendo que las bacterias entren con facilidad, por eso son pocas las mujeres que utilizan los baños públicos.

Si queremos evitar la cistitis u otra afección, lo mejor es no ir al baño antes y durante la intimidad. Lo más recomendable es orinar después de tener relaciones, y si no se pueden aguantar, lo mejor es esperar una hora para tener relaciones.

Por otro lado, los hombres no tienen tantos problemas gracias a su anatomía, siendo que la anatomía del hombre y la mujer es muy diferente, y no temen de contraer afecciones con facilidad.

Otro factor que debemos evitar, es ir al baño en lugares sucios. Las mujeres por su condición natural, deben estar en cuclillas o sentadas para orinar, si se encuentran cerca de objetos poco higiénicos, lo más seguro es que se infectarán.

También debemos tener confianza con nuestra pareja para hablar de cosas de este tipo, así ambos podrán controlar sus impulsos para que la mujer vaya al baño. Si no es así, se correrá el riesgo de liberar líquido cuando estén intimando.

Por otro lado, si se sospecha de una infección, se recomienda –si se incumplen algunas de las normas anteriores- acudir a un doctor o ginecólogo que prescriba un tratamiento que prevenga futuras infecciones en la zona intima. Y ante sobretodo, acudir de una vez si sientes síntomas de infección.

Aunque suene increíble, muchas personas, sobre todo las mujeres se caracterizan por ir al baño constantemente.

En su mayoría sufren de muchas enfermedades en la zona íntima debido a la mala higiene que se tiene al momento de orinar o evacuar, las damas al tener un aparato reproductor más abierto que el de los hombres, son mucho más propensas a contraer infecciones.

Ahora, hay muchos mitos que dicen que es recomendable vaciar la vejiga antes de tener un momento muy privado con la pareja, sin embargo, muchos doctores aseguran que es totalmente falso, al contrario, trae muchos efectos secundarios.
Cuando se va al baño para hacer del 1, las vías urinarias se ablandan para poder dar paso al líquido, por este motivo, esa zona queda sensible y mucho más abierta y de esa forma las bacterias o virus entran fácilmente y por eso pocas mujeres utilizan los baños públicos.

Para evitar la cistitis u otra patología lo primero que se recomienda es no ir al baño antes o durante de intimar con la pareja.

Siempre se recomienda hacerlo después, en su defecto, si no se pueden aguantar las ganas, después de utilizar el baño es necesario esperar un mínimo de 1 hora antes de las relaciones.

Siempre es importante recordar que el método correcto de limpiarse es por la parte posterior de adelante hacia atrás y así evitar el contacto con el orificio trasero.

Los hombres no presentan tantos problemas ya que su anatomía es muy distinta al de las mujeres, así que ellos puedes hacer del 1 cuando quieran y donde sea sin temor de contraer infecciones tan fácilmente.

Otro detalle es que se debe prevenir a toda costa utilizar baños que estén sucios. La mujeres por condiciones biológicas tiene que estar en cuclillas o sentarse para poder orinar, si están cerca de objetos o superficies poco higiénicas seguro sufrirán de una infección.

Hay que tener mucha confianza con la pareja para poder hablar de este tipo de cosas que ambos puedan controlar sus impulsos si la mujer necesita ir al baño, de lo contrario corre el riesgo de liberar líquido de la vejiga durante el acto.

En caso se que se sospeche de alguna infección, es bueno recordar si se incumplieron algunas de las normas anteriores, de todas formas siempre es recomendable acudir a un especialista como urólogo o ginecólogo que recete un tratamiento preventivo para futuras patologías en las zonas privadas del cuerpo.

Compartir

Comentarios